CONTÁCTANOS

MENU

Guía de Twitter para políticos (7 claves para no perder votos y espantar a tu electorado)

Guía básica de Twitter para políticos
Si no son capaces de manejarse con 140 caracteres, ¿cómo podemos esperar que dirijan un país?! Tras las numerosas meteduras de pata en Twitter por parte de políticos y cargos públicos a lo largo y ancho del planeta, presentamos 7 de las más sonadas acompañadas de algunos pequeños consejos para nuestros líderes sobre cómo usar eso llamado Twitter

 

1. Evita parecer un capullo cuando millones de personas ya piensan que lo eres

David Cameron, Primer Ministro Británico, no es ajeno a las meteduras de pata en redes sociales. Incluso antes de tener su propia cuenta de Twitter, durante una entrevista de radio en 2009, comentó: “Creo que el problema con Twitter, su instantaneidad, es que demasiados ‘tweets’ pueden hacer un ‘twat'” (Twat en inglés significa gilipollas, aunque también se utiliza para denominar de una forma grosera y vulgar los genitales femeninos. En cualquiera de los casos, un muy desafortunadoo juego de palabras conociendo la austeridad y rigidez en el uso del lenguaje por parte de las personalidades públicas británicas).

Aunque es probable que una fotografía de RRPP preparada como esta no sea cosa del momento, algo improvisado, sería una lástima que Dave dejara Twitter. Pienses lo que pienses de su capacidad para gobernar un país, siempre está bien para unas risas.

 

Consejo: Si en la vida offline los cargos públicos son el objetivo de todas las miradas, en redes sociales no se quedan atrás. Cuando eres político y utilizas Twitter, no debes ponérselo fácil, y has de pensar con detenimiento las consecuencias que pueden tener lo que publiques. Nunca está de más tener preparado un plan de contingencias por si el resultado no es el que esperabas.

 

2. Cuida tu ortografía

No son pocas las ocasiones en que se achacan las faltas de ortografía al corrector ortográfico de los dispositivos móviles. Y para Pedro Saura, diputado español en el Congreso por Murcia, parece que también fue el motivo de su error ortográfico mientras criticaba, ironías de la vida, los malos resultados de su comunidad en el informe PISA.

Pedro Saura escribió en un tuit "haber" en lugar de "a ver"

 

Algo similar le ocurrió al Subsecretario de Educación chileno Fernando Rojas quien cuestionaba, falta de ortografía incluida, el comportamiento de otros senadores.

Fernando Rojas escribió en un tuit "deliverar" en lugar de "deliberar"

 

Consejo: A ver, que un tuit son 140 caracteres, no es que estemos escribiendo El Quijote. ¿Tanto cuesta revisar lo que vas a publicar antes de hacerlo? Aunque el corrector ortográfico te haya cambiado lo que tú querías poner, si lo revisar puedes modificarlo a su estado original, ¿verdad? Recuerda, revisar antes de enviar.

 

3. Guarda tus fotos sexys para ti

Un lapsus con el teclado, a todos nos ha pasado, y ahí están las desgraciadas consecuencias para el demócrata Anthony Weiner. Incluso aunque estés tremendamente orgulloso de tu estilismo (y no hablamos de tus prendas exteriores…), cuando eres congresista por Nueva York, probablemente sea mejor que no envíes fotos de tu paquete a una estudiante de Seattle de 21 años. La excusa inicial de Weiner – “mi cuenta ha sido hackeada” – se convirtió en aún menos creíble cuando se supo que Weiner había intercambiado mensajes online con una chica de 17 años de Delaware.

 

Consejo: Nunca subas a Internet algo que no quieras que sea público. Ni a redes sociales, ni por mensajería instantánea, etc. Lo que no se comparte (con nadie) no corre el riesgo de hacerse público con sus consiguientes consecuencias.

 

4. No te presentes como un hombre de la calle cuando evidentemente estás forrado

Quienes conocen las publicaciones femeninas de temática “lifestyle” están familiarizados con el concepto de “las celebrities también llevan ropa de la calle”. Es un poco lo contrario al selfie de la super modelo de Seychelles “Mírame, esa estrella intocable que suele ir vestida de Prada? Mira: llevo un pijama de una pieza de Primark que cuesta 10 £. Soy igual que tú!”. Si eres Fearne Cotton fantástico. Si eres George Osborne, no. George, tuitear una foto de ti mismo comiéndote una hamburguesa de ¡9,75 £! no te hace ser como el común de los mortales.

George Osborne tuitea una foto de él mismo comiendo una hamburguesa

 

Consejo: No intentes parecer lo que no eres, la gente te conoce y los usuarios no son tontos. Intentar vender una imagen que no se corresponde con la realidad es mala idea, es muy fácil desmontar esa “falsa apariencia” y quedar en el mayor de los ridículos. ¡Luego no digas que no te lo advertimos!

 

5. Recuerda que la gente puede ver a quién sigues en Twitter

Ey, estamos en un país libre. Puedes seguir a quien quieras en Twitter. Pero recuerda que la gente puede ver a quién sigues. El mundo conocerá tu amor secreto por la pesca de alta mar o por los objetos de coleccionista de Sara Montiel. Y esto podría ser embarazoso. Especialmente cuando eres el Primer Ministro, lo que significa que estás en el punto de mira. El Primer Ministro israelí Benjamin Netanyahu debió olvidar que “algunos pocos” podrían darse cuenta de que siguió a la cuenta erótica persa @PersianHotBook (aunque pocos momentos después le hiciera unfollow).

 

Consejo: No sólo lo que publicas en Twitter es visible para todo el mundo. Ten en cuenta que los tuits que marcas como favoritos, la gente a la que sigues, las listas que creas o a las que te suscribes son actividades que están a la vista de todos. Y dicen tanto o más de ti como lo que tuiteas.

 

6. No intentes ser gracioso si puede ser ofensivo, especialmente si ocupas una posición de responsabilidad pública

Toni Cantó, diputado del Congreso de los Diputados de España, es un habitual de los momentos sonados en Twitter. Es uno de los políticos más activos de nuestro país en la red social de los 140 caracteres y tanta actividad multiplica las posibilidades de meter la pata. Muestra de ello es el tuit en el que decidió imitar la dicción del Presidente del Gobierno MAriano Rajoy anunciando una comparecencia en plenas vacaciones veraniegas. Aunque después se disculpara y borrara el tuit, el daño (a sí mismo) ocasionado por su “gracia” ya estaba hecho.

 

Consejo: El sentido del humor es una gran baza en Twitter, que bien jugada puede ayudarte a mejorar tu engagement y alcance. Mal utilizado puede ser un arma de doble filo y que se ponga en tu contra.

 

7. Evita automatizaciones y vincular tu cuenta de Twitter con otros servicios

Las automatizaciones (salvo contadas excepciones, y por cierto nosotros tenemos unas reglas que funcionan realmente bien ;-)) y vincular tus perfiles en redes sociales con otros servicios de terceros no suelen dar buen resultado. Y si no, que se lo digan a la ministra española Fátima Báñez o al Vicepresidente de la Junta de Andalucía Diego Valderas, quienes publicaron en sus perfiles de Twitter sendos récords en distintas aplicaciones móviles de juegos.

Fátima Báñez publicó un tuit con su mejor puntuación de Bubble Shooter

Diego Valderas publicó un tuit con su mejor puntuación de Sonic Dash

Consejo: Evita vincular tus perfiles en redes sociales a aplicaciones de terceros que puedan publicar en tu nombre. Las automatizaciones y las poublicaciones que escapan a tu control pueden provocarte algún que otro quebradero de cabeza.